El blog donde puedes encontrar todo sobre contabilidad

martes, 29 de enero de 2013

SABIAS QUE HAY UNA CARTA DE DERECHOS DEL CONTRIBUYENTE


    Nosotros como ciudadanos tenemos la obligación de contribuir al mantenimiento de estado en beneficios de todos y estos se transforman en impuestos, ya que estos deben de ser proporcionales y equitativos y la recaudación debe ser por los principios de igualdad.







PARTE PRIMERA

De la relación entre los contribuyentes y las autoridades fiscales

Artículo 1. La relación entre los contribuyentes y las autoridades fiscales debe preservar un justo equilibrio. Las personas tienen el deber ciudadano del pago de contribuciones y son responsables del cumplimiento de sus obligaciones tributarias; las autoridades, correlativamente, están obligadas a brindar un servicio puntual basado en la simplificación, la legalidad, la equidad y el respeto a los contribuyentes y sus derechos.

Artículo 2.  La información proporcionada por el contribuyente se presume completa y exacta, si la autoridad fiscal estima que ésta no lo es corresponderá a ella demostrarlo.

Artículo 3. La interpretación de las normas fiscales debe hacerse de forma integral, favoreciendo en todo momento la protección más amplia o la menor restricción a los derechos fundamentales de los
contribuyentes.

Artículo 4. Al aplicar la ley, la autoridad debe hacerlo con neutralidad e imparcialidad tomando en consideración las dificultades técnicas que representa la interpretación de la ley fiscal.


PARTE SEGUNDA
De los derechos de los contribuyentes

Artículo 5. Las contribuciones deben tomar en cuenta la capacidad contributiva de las personas, respetando el derecho al mínimo vital, en protección a la dignidad y necesidades básicas de la persona humana.

Artículo 6. La recaudación de las contribuciones debe regirse por los principios de igualdad, legalidad, certidumbre, comodidad y economía.

Artículo 7. Los contribuyentes también tienen como derechos:

I. Recibir de las autoridades fiscales información clara, precisa y oportuna, que los auxilie en el ejercicio de sus obligaciones tributarias;

II. Formular peticiones o solicitudes de forma respetuosa a la autoridad, quien deberá responderlas en breve término;


III. Recibir la devolución de las cantidades pagadas indebidamente y
las que procedan conforme a las leyes fiscales;

IV. Corregir su situación fiscal, de conformidad con lo señalado en las
disposiciones legales aplicables;

V. Obtener la certificación y copia de las declaraciones presentadas,
previo el pago de los derechos que en su caso establezca la ley;

VI. Gozar del efectivo acceso a la justicia fiscal, a fin de revocar, modificar o anular las resoluciones de las autoridades fiscales que consideren violatorias de sus derechos;

VII. Conocer el estado de tramitación de los procedimientos de los
que sea parte;

VIII.  Ofrecer como prueba el expediente administrativo del cual
emane el acto impugnado, así como la información que obre en poder de la autoridad fiscal, los cuales deberán ser presentados en el momento procesal oportuno;

IX. Formular alegatos y aportar los documentos que coadyuven a su
defensa ante los órganos competentes;

X. Ser tratado con el debido respeto y consideración por las autoridades fiscales y los servidores públicos correspondientes;

XI. A que las autoridades fiscales lleven a cabo las actuaciones que lo
involucren en la forma que resulte menos onerosa; y

XII. Formular quejas y sugerencias en relación con el funcionamiento
de la Administración tributaria.

Artículo 8. Los derechos de los contribuyentes constituyen correlativamente obligaciones para las autoridades fiscales.

PARTE TERCERA
De los deberes de las autoridades

Artículo 9. Las autoridades fiscales deben respetar en todo momento los derechos de los contribuyentes, así como facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias en un marco de respeto mutuo y confianza, para lo cual deberán simplificar los formatos y los procedimientos respectivos.


Artículo 10. Las autoridades fiscales están obligadas a:

I. Tratar con respeto y debida consideración al contribuyente;

II. Responder las dudas del contribuyente, atenderlo en los términos de las leyes aplicables y recibir los documentos que aquél les presente;

III. Proporcionar al contribuyente la información necesaria que auxilie en el ejercicio de sus obligaciones tributarias;
IV. Resguardar con carácter reservado la información, datos, informes
o antecedentes que los contribuyentes y terceros con ellos relacionados les proporcionen en términos de las leyes aplicables;

V. Presumir que la actuación del contribuyente es de buena fe, salvo prueba fehaciente en contrario

VI. Dar a conocer al contribuyente el estado de tramitación de los procedimientos de los que forme parte, así como proporcionar copias de los documentos que lo conforman cuando le sean solicitadas;

VII. Informar al contribuyente, tanto al inicio de las facultades de comprobación, como en el curso de los actos de fiscalización, sobre sus derechos y obligaciones;

VIII. Respetar los plazos previstos en las leyes fiscales para emitir sus actos; y

IX. Escuchar al contribuyente, previamente a la emisión de la resolución determinante del crédito, en términos de las disposiciones aplicables.

Finalmente, es objetivo de la PRODECON vigilar el debido respeto a los
derechos de los contribuyentes y promover una relación jurídica tributaria más equilibrada y de mayor entendimiento entre ambas partes.



Share:
Con la tecnología de Blogger.

Follow by Email

Viaja a donde quieras!

Despacho y Consultoría TSM

Despacho y Consultoría TSM
Despacho y Consultoría TSM

Google+ Followers